FANDOM


Gracias a todos por la paciencia después de unos años. Para celebrar mi regreso, pensaba renovar la serie Guerra de Facciones. Hice algunas modificaciones para que quede mejor. Espero que lo disfruten.


Pasaron 2 años después de la guerra contra Leonard y la recuperación de los huevos. Ahora la isla ave vive en paz y armonía. Hasta en ese momento en el que un ser desconocido comenzó a masacrar la isla.

—¡No se supone que esto pase! ¿Dónde están mis amigos?— El pájaro rojo corría del miedo pues algunos soldados voladores lo perseguían para ejecutarlo. —¡Willow! ¡Chuck! ¿Dónde están?—

Ya era el final del camino. Red estaba a punto de morir gracias al desconocido.

—Fuiste un buen pájaro. Excepto por haber abusado de una niña. Ni mucho menos por tus antecedentes. Adiós, Red.—

Dicho esto, el desconocido fue ejecutando a Red con sus garras. Pero...

—¡Red! ¡Despierta!—

Al gritarlo, Chuck despertó a Red causándole un susto severo.

—Red. Te vi dormido. ¿Pasa algo malo?—

—¿Chuck? No fue nada. ¿Cómo estan todos?—

—Todo bien, Reddy. Todos estamos aqui.—

—Y ¿Willow? ¿Cómo esta?—

—¿Willow?— A Chuck se le hizo raro escuchar tal pregunta. —¿Por qué preguntas por ella?—

—Tan sólo necesito saber.—

—Bueno. Ella está bien. ¿Necesitas verla?—

—Así es.—

—Lo lamento pero se fue sin avisar.—

En ese momento, Red iria corriendo para buscarla.

—¡Espera! ¡Primero dime como terminaste dormido ahí!— grito el amarillo mientras el rojo corria.

Pasaron unos minutos. Red no podía encontrarla. Hasta que de repente se encontro con uno de los insectoids tratando de agarrarla.

—¡Suéltenme!— grito la pequeña ave azul.

—¡Oblíganos, niñata!— un mosquito le agarro de las plumas a Willow para arrastrarla.

Dicho esto, los insectos se llevaron a Willow a la isla insecto. Hecho esto, Red se propuso seguirlos para salvarla. Pasaron minutos. Los insectos, Willow y Red habian llegado a la isla. Sin embargo, Red iría sigilosamente para que no lo descubran. Durante el camino, Red se sorprendería al ver toda la ciudad.

—Linda ciudad. Recuerdo cuando me contaron sobre la ciudad moderna.— pensó sorprendido. —Espero que sea esta.—

En ese momento, Red continuaría buscando a Willow para rescatarla. Mientras tanto, Chuck, Bomb y Stella...

—¡Maldición! Primero Willow desaparece de la isla. Y luego va Red. ¿Quién más falta?— pensó el amarillo caminando

—Pienso que Bomb por baboso.—

—¡Cálmate, Stella! No quieras que te vuele en pedazos.— dijo Bomb queriendo explotar.

—Entonces cálmate tú primero, cara de aceituna negra.— insultó la rosada

—¡Oblígame, cara de bola!— insultó la bomba

—¡Ya basta los dos! Si no nos calmamos ya, moriremos desapareciendo de esta isla sin dejar un rastro.—

—Ten en cuenta que esto no termina, Bombita.— dijo enojada.

—Lo mismo digo de ti, Estelita.— dijo apagándose la chispa en su cabeza.

Pasaron minutos. Por otro lado, Red ya había encontrado a Willow. Como resultado, estaba inconsciente y atrapada entre la telaraña. Como no había nadie, Red se dispuso a desatarle y finalmente llevársela. Hecho esto, uno de los mosquitos se dieron cuenta. El cual no tardó en alertar a los de más.

—¡Malditos insectos!— pensó presenciando a un mosquito.

—Pero si es el demonio rojo. No puedo creerlo. Debí saber que en momentos como este salvaría a la ángel azul.— dijo un mosquito.

—¿Ángel y demonio?— preguntó confundido. —¿Qué tonterías dicen?—

—Nos referimos a esta profecía: El día que raptamos a una ángel de color azul, el demonio rojo vendría a salvarla. Y ahí está.—

—... Pura tontería. Déjenme mejor en paz o les parto la cabeza.— dijo a punto de irse.

—No sin antes de que te presentemos a la reina.— dijo un guardia.

Dicho esto, una gran insecto con cuerpo de escarabajo con libélula, alas grandes, pico trasero de alacrán, pinzas de escorpión, cabeza de abeja y antenas de hormiga. Llegando a intimidar parte de los isleños. A excepción de Red.

—No hay razón para sorprenderse. Soy la reina insecto. A juzgar por tu expresión, te has percatado de que no es una isla común y corriente.—

—Reina insecto. De hecho esperaba más de tu presencia.—

—Pareces digno por voluntad propia. Dejando atrás mi presentación, si quieres salvar a la pequeña ángel azul, tendrás que derrotarme en un duelo ahora mismo.—

—... Bien. Un trato es un trato.—

Empezaban a pelearse. La reina trataba de cortar a Red con sus pinzas. Pero falló. Entonces Red saltó y le dio una patada justamente en la cabeza. Dándole un daño severo. Pero no terminaba. La reina usaría su cola para azotarlo. Causándole un daño grave. Sin embargo para la reina no todo saldría bien. Red terminaría golpeándola en la cara. Derribándola en el piso.

—Es la primera vez que peleo contra un enemigo no-cerdo.— pensó sudando.

—Ganas esta vez. Puedes llevarte a la ángel azul. Pero la próxima vez, iré por tu cabeza.— se enojó la reina.

Dicho esto, Red se llevaría a Willow. Escapando sin problemas. Mientras, la reina haría contacto con un ser brutalmente desconocido.

—¿Tienes los huevos que te ordené obtener?—

—Le he fallado.— Admitió la reina. —Quería obtenerlos de alguien pero resulta que alguien más interfirió.—

—Ten en cuenta que si no me los traes, te arrancaré la cabeza a ti y a tu gente.—

—Lo tendré en cuenta, señor.—

De vuelta a la isla ave, Red llevaría a Willow. Pasaron horas hasta que despertó.

—Hola. Creía que morirías. Te he dejado comida en la mesa. Son galletas de almendra y un vaso de chocolate.—

—... Gracias, Red. Pero... ¿Qué me pasó?—

—Unos insectos te dejaron inconsciente y te llevaron a una isla. Me dispuse a salvarte. Luego me lo agradeces. Por ahora me voy. Si nos ven juntos, nos meteremos en grandes problemas.—

Más tarde...

—¿Isla insecto? Cuéntanos más.— dijo el amarillo emocionado.

—Sí. Nos servirá como información.— dijo la rosada.

—Solo eso fue. Pero en caso de que vengan, preparemos armas y así nos prevenimos de ellos.— dijo el rojo.

La pelea no terminaría en este momento. De hecho, esto es nada más y nada menos que un principio. El principio de una nueva guerra. ¿Qué más vendrá a parte de ellos?


Espero que hayan disfrutado del fic. Recuerden comentar.

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.